domingo, 31 de agosto de 2014

RINCONES DE PARÍS. Donde García Márquez conoció a Julio Cortázar


García Márquez vivía desde hacía meses en una buhardilla heladora del hotel  de Flandre (hoy se llama Des Trois College), en el barrio latino, con la cúpula de la Sorbona metiéndose por las ventanas.

Junto a su amigo Plinio Apuleyo malvivía comiendo en bares baratos como el Capoulade o el el Acropole mientras escribía el Coronel no tiene quien le escriba.
A través de conocidos supo que muy cerca de allí, en el bulevar de Saint Germain, Julio Cortázar frecuentaba con asiduidad un pequeño café en donde comía y escribía durante horas, al fondo de la sala.

Gabo se arma de valor (frente a su terrible timidez) y ronda el Old Navy durante días hasta que al fin lo termina encontrando.
Aquel día queda petrificado y sólo consigue espiarle de reojo mientras el argentino escribe durante más de una hora y se marcha.

Necesitará varios días para acercarse a él y hablarle. Cuando lo haga, según cuenta él mismo en sus memorias, le dirá:
- Hola, soy Gabriel García Márquez, soy periodistay quiero ser escritor
Ante lo cual Cortázar le responderá
- ¿Y por qué no escribes cuentos? Deja el periodismo, no es lo tuyo?

Comenzará entonces una larga amistad que se mantendrá hasta la muerte de Cortázar



























sábado, 30 de agosto de 2014

Klee y el juego

De la misma manera que el niño nos imita en los juegos, el pintor imita el juego de fuerzas que han creado el universo

Klee

miércoles, 27 de agosto de 2014

LAS PUERTAS ZIRÍES DE LA GRANADA TAIFA


Como veíamos en un artículo anterior, Granada, antes de su periodo nazarí, conoció un primer momento de esplendor durante las primeras taifas gobernada por los ziríes.
De esta etapa se conservan numerosos restos, siendo uno de los más interesantes los defensivos: una serie de puertas de las antiguas murallas que mantienen su típica estructura de arco de herradura.
De la primitiva alzacaba (Qadima), junto a un lienzo de abandonada muralla, se mantiene en pie la Puerta Moniata (o de la Albahaca).

Un poco más abajo (como resto de la muralla que rodeaba la alcazaba), se encuentra la Puerta de Elvira, aunque bastante modificada en época nazarí.

En el extremo contrario de dicha Alcaba Qadima (aunque posible ya edificada por los almorávides que utilizan su tradicional forma en codo) se encontraba la de las Pesas, pues en ella se colgaban las pesas defectuosas a partir del XVI, con la creación de mercados en la recién inaugurada Plaza larga.






















Ahora en los bosques de la Alhambra (gracias a su reconstrucción realizada por Torres Balbás), se encuentra la Puerta de Bibrambla (También llamada de las orejas o des manos  pues en ella se colgaban los miembros amputados por la justicia).

Sobre su cronología se mantienen duda si es zirí (últimos tiempos de Abd Allah) o ya almorávide.

Situada en la zona de Bibrambla era el final del sistema defensivo de la ciudad, ya extendida hacia la planicie y en donde se había instalado la nueva mezquita aljama (actual Iglesia del Sagrario en la catedral)






















Si regresamos hacia el Albaicín encontramos el mal llamado puente del Cadí (realmente puerta de los Adufes o de los panderos).

De él Sólo nos resta el arranque de un gran arco de herradura adosado a una torre. En ella se colocaba una doble reja de hierro en la que, a través de grandes láminas de metal movibles, se podía crear una pequeña presa para el abastecimiento del agua en momento de asedios (Bilal Sarr). Muy probablemente dicha puerta se comunicaba con la muralla por medio de una coracha.



UNA CAJA FUERTE DE TIEMPOS DE LOS ROMANOS


El arca de Turiaso del Museo de Zaragoza es una arca ferrata o caja fuerte de tiempos romanos.
Realizada en madera y forrada exteriormente de placas de bronce claveteadas de oro, tiene unos relieves centrales que representan  las figuras de Apolo, Abundancia y Mercurio y unas cabezas de Eros en el centro flanqueado por dos silenos. 
Aunque encontrada en un yacimiento del siglo IV, su semejanza con ejemplares italianos ha hecho que se piense en un objeto importado del siglo I.
Este tipo de cajas de caudales se solía instalar en el atrio de las casas, relacionadas con una pilastra y amarradas por medio de un recubrimiento de mampostería y un clavo que las amarraba a las zonas bajas

domingo, 24 de agosto de 2014

PEGO. LAS MURALLAS


Tras la conquista cristiana por parte de Jaime I de la zona y la constitución de Pego por medio de varias cartas puebla (de todo esto ya hablamos aquí), la villa se amuralló.
Lamentablemente, la Guerra de Sucesión de principios del XVIII destruyó casi todo el recinto del que todavía nos podemos hacer una idea en este plano

La única que se ha conservado (junto a un lienzo en el Museo de la ciudad) es la antigua de la Horta.
Creada en modos góticos y mudéjares, el portal asombra por su anchura y nos puede ayudar a imaginar cómo sería la villa


sábado, 23 de agosto de 2014

BENJAMIN Y EL NUEVO CONCEPTO DE LA CIUDAD

Levantar por cien veces, topográficamente, la ciudad desde sus pasajes y sus puertas, cementerios, burdeles, estaciones..., tal como antes se hizo desde sus iglesias y mercados. Las ocultas [...] figuras de la ciudad hechas de asesinatos, rebeliones, sangrientos nudos en la red de calles, y los nidos de amor, y los incendios...

Benjamin. Libro de los Pasajes

jueves, 21 de agosto de 2014

BAIX LA MAR. EL BARRIO DE PESCADORES DE DENIA


A los mismos pies del castillo se encuentra uno de los lugares con mayor encanto de la villa: Baix la Mar o barrio de pescadores.

Por fotografías antiguas sabemos que el castillo se alargaba en dos grandes corachas para proteger esta zona (antiguo puerto en una línea de costa distinta a la actual), siendo uno de las zonas más antiguas de población que se irá ampliando en detrimento del mar.



En la actualidad tomado por establecimientos turísticos (que por otra parte han ayudado a conservar parte de su encanto gracias a las restauraciones), resulta un lugar especialmente evocador, especialmente en épocas fuera de temporada.



La estructura reticulada, las casas bajas y pintadas de vivos colores, su tratamiento peatonal son sus principales rasgos.



Merece especialmente la atención la plaza de la cruz.







miércoles, 20 de agosto de 2014

LA FACHADA DE LA CATEDRAL DE GUADIX


Tras múltiples dilaciones y cambios de planes (que terminaron por preferir la horizontalidad), en el siglo XVIII se consiguen los fondos necesarios para finalizar la portada.
Se trata de un original planteamiento que se basa, dándole la vuelta, en la que hiciera Alonso Cano para la Catedral de Granada.



Si en ésta eran unos arcos gigantescos los que cobijaban los lienzos de la portada, creando un fuerte contraste de la luz gracias a la articulación de la fachada, en Guadix es el lienzo del muro el que se sitúa en papel preponderante, avanzando hacia el espectador en los distintos tramos a través de su "plegamiento" que produce un fuerte impulso convexo en donde, "sujetado por las columnas", los paños se comban, como si estuvieran sometidos a una fuerte presión, tal y como puede verse en las cornisas.

Estas zonas en tensión recuerdan al espacio pulsante que tan magistralmente manejara Borromini y que ya analizamos aquí, creando una arquitectura en donde los muros tienen cualidades casi plásticas y se adaptan a oscuras presiones, tan sólo sujetados por el esqueleto de las columnas y arcos.


En la parte superior, el clasicismo de sus motivos cede paso a un mayor barroquismo que recuerda a los modelos de Ribera, con la profusa utilización de los estípites fajados, otros con formas bulbosas y empleo de la rocalla, remarcando la verticalidad de las calles a través de pirámides que se recortan contra el cielo.






















martes, 19 de agosto de 2014

Jardineros de Al Andalus. AL TIGNARI


Con pocos datos biográficos (que he encontrado compilados en este magnífico artículo) sabemos que al-Tignari (Abd Allah Muhammad Ibn Malik al-Murri).
Debió nacer en la Granada taifa de Abd Alláh, probablemente en alguna alquería de la vega de Granada.
Hijo de una familia árabe acomodada debió comenzar sus estudios en Granada, aunque también es probable un viaje a Sevilla en donde pudiera conocer a Ibn Bassal

Sirvió al último rey zirí de Granada, el emir Abd Allah (1073-1090) y compuso un tratado de agricultura titulado Flor del jardín y recreo de las inteligencias(Zahr al-bustan wa-nuzhat al-adhan).
Con la entrada de los almorávides, siguió trabajando para el hijo del sultán Yusuf Ibn Tasufin, cuando gobernó Granada. 

Si con Ibn Bassal la ciencia agronómica pasó de Toledo a la Andalucía occidental, con al Tignarí lo hará a la oriental, labor que mantendrá (ya en época nazarí) Ibn Luyyun

TODOS NUESTROS POST SOBRE ISLAM, LA CULTURA DEL AGUA

lunes, 18 de agosto de 2014

SANTA MARGARITA DEI CERCHI. Un pequeño y mágico lugar de Florencia que conserva el recuerdo de Dante


Muy cerca de la casa natal de Dante, olvidada por completo por los grupos masivos de turistas, el viajero curioso (y leído) encontrará uno de los lugares más fascinantes de la ciudad.
Se trata de una pequeña iglesia (casi ermita) que conserva su portada medieval, casi románica.

En su interior una simple nave cubierta de madera a dos aguas y un altar sin prestancia parece ser todo.

Pero no, girad la vista a vuestra izquierda y encontraréis un pequeño altar siempre adornado con una flor y un cesto de papeles a su lado. Si os agacháis encontraréis la inscripción que reza que precisamente allí descansa el cuerpo de Beatrice (Portinari), la amada platónica de Dante, a la que dedicó toda su gran obra literaria, la Divina Comedia.
El poeta la conoció allí, en la pequeña parroquia de los señores de la zona (los Cerchi).

Si se mira en el cesto de mimbre se encontrarán cientos de pequeños mensajes escritos por miles de turistas que por allí pasaron y quisieron decirle algo a la musa por excelencia de la literatura universal.

Pero aún hay más.
En esta iglesia Dante casó con Gemma Donati, la que será su real y sufrida esposa que, casualidades, también está enterrada, justo al lado contrario.
En su tumba no hay flor alguna, ni cesto con recuerdos de viajeros. Es la parte oscura de la historia, la menos literaria y real. Ni siquiera existe luz suficiente para realizar una foto

.

domingo, 17 de agosto de 2014

DOS VISIONES DE NÁPOLES


Balcón, entrada, ventana, portón, escalera, altillo son escena y palco a la vez. Incluso el ser más miserable es soberano en su sordo doble saber de estar participando a pesar de su abandono de uno de los cuadors irrepetibles de la calle napolitana

Benjamin



Nápoles traiciona las guías de viaje, confunde los puntos de referencia, esconde sus secretos bajo la forma paradógica de lo más insignificante, hace guiños que no se advierte, hace gestos que no se entienden. Está tan apartada de los tópicos de la modernidad...
MartÍn Kohan (Zona urbana)