jueves, 30 de mayo de 2013

LA FACHADA DEL PALACIO DE JABALQUINTO. BAEZA


Esta filigrana ha sido atribuida tanto a Juan Guas como a Enrique Egás  y tradicionalmente se incluye en el gótico flamígero aunque, como veremos, con promesas ya de plateresco.
Su estructura es la típica fachada tapiz (Yarza) que ya hemos tenido oportunidad de observar en la de San Gregorio de Valladolid.
Delimitada por dos grandes columnas laterales se estructura en tres pisos. En el bajo encontramos un arco conopial.

En el segundo el protagonismo lo tienen dos ventanales geminados y dos laterales, también de clara traza gótica.

Junto a estos elementos encontramos otros  que ya nos están anticipando el plateresco. Me refiero a los florones que se convertirán en puntas de diamante (la Casa de los Picos en Segovia) o en conchas en la Casa de las Conchas en Salamanca


También la más tardía galería superior (presente en otras obras góticas como el Castillo de Manzanares el Real, Madrid, y que el propio autor repetirá en el Palacio del Infantado de Guadalajara, conformándose en una de las características más representativas de Gil de Hontañón y su plateresco maduro, como en el Palacio de Monterrey en Salamanca o la fachada de la Universidad de Alcalá de Henares)


Por otra parte, ciertos elementos islámicos (como las formas en alfiz de la fachada o los nidos de mocárabes de las grandes columnas) volverán a ser utilizados en una variante del plateresco (el llamado estilo Cisneros de la Capilla Mozárabe de la Catedral de Toledo o el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares)


No hay comentarios:

Publicar un comentario