jueves, 1 de diciembre de 2016

EL PALACIO DEL INFANTADO. GUADALAJARA


Mecenado por la poderosa familia Mendoza, será iniciado bajo el patrocinio de Pedro Hurtado de Mendoza y terminado por su hjo, el segundo duque del infantado.
Sus constructores fueron Juan Guas y Egas Cueman en los aspectos decorativos.

Frente a otros palacios de la familia, algo posteriores (Cogolludo, Guadalajara), la construcción aún se encuentra totalmente dominada por el último gótico al que se añaden elementos mudéjares (estilo hispano flamenco).
De esta manera la fachada (como ocurría en la Casa de las Conchas de Salamanca) se organiza por medio de puntas de diamante, creando (Nieto y Checa) una estructura urbana y representativa.

 Es habitual en otras obras de estos autores la puerta flanqueada por dos grandes machones con mocárabes que se repite en la parte superior

 En la parte superior (de la misma manera que el coetáneo Castillo de Manzanares el Real) aparece una logia abierta, con arcos de tracerías flamígeras

Las fantasías decorativas crecen en su interior que tiene una calidad de ricas telas bordadas muy cercana al mundo nazarí.

 El espléndido patio es una lujuriosa combinación de arcos mixtilíneos con formas pinjantes que recuerdan a los mocárabes, columnas torsas y paramentos llenos de escudos (como era habitual en la época) entre leones rampantes 










































 EL MECENAZGO MENDOZA
.

DE TURISMO POR GUADALAJARA

No hay comentarios:

Publicar un comentario