sábado, 5 de enero de 2013

BARROCO. Fernando de la Flor



Sobre la representación barroca existen numerosos ensayos de interés. (ya en nuestro blog ha aparecido el de Gállego al que seguirán otros)
Éste que presentamos hoy se opone a la tesis maravalliana del barroco como sumisión ideológica para ingresar en una interpretación mucho más social e ideológica (en este sentido más cercana a los Annales menos marxistas).
De la Flor nos presenta el mundo barroco sumido en lo que llama el síndrome de Job, un imaginario del desastre que es una pura correlación a la situación imperial, cada vez más abocada al desastre final.
                                                             
Desarrolla así todo un muestrario del drama de la decadencia, de la “historia triste” que acuñara Villar o Benjamin, que se complace, de forma morbosa, en la identificación de todo lo que nos indique caducidad.
Junto a esta tesis, sugerente y que abre nuevas perspectivas para analizar las vanitas o al propio Velázquez, analiza en el ensayo las relaciones de santidad y sensualidad, la ciudad vista a través del Greco o la nada de los bodegones de Sánchez Cotán


OTROS LIBROS DEL AUTOR EN NUESTROS BLOGS

2 comentarios:

  1. MUY INTERESANTE.
    Grácias, seguramente ideal para estos tiempos que corren.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Para un amante y conocedor del arte como tú, es un libro apasionante

    ResponderEliminar