martes, 28 de noviembre de 2017

GALERÍA DE REYES DE NOTRE DAME


Separando el primer piso de arcadas y el segundo de tribuna, la catedral de Notre Dame tuvo en su fachada occidental una larga galería de reyes que se convertirá en una constante (aunque a menudo en otros lugares de la fachada) en el mundo gótico.

En realidad, se trataba de los reyes de Judá, aunque realmente estaban significando otra cosa, la realeza de la zona.
Tenemos que recordar que el gótico (especialmente en la isla de Francia) estuvo íntimamente vinculado con la creación y evolución de la dinastía Capeta que utilizó el nuevo estilo como una forma ideológica de justificarse frente a los señores feudales.
Estos reyes entenderán así el nuevo estilo como una nueva forma de mecenazgo, esta vez regio, que vinculará monarquía y catedral como un nuevo orden lleno de claridad y majestuosidad.

Por ello, no estaban tan desatinados los bárbaros que tantas veces en la historia maltrataron estas esculturas al vincularlas con la monarquía.
Colocados en una larga fila bajo arcadas su estilo es típico del gótico clásico de largo canon (que se refleja en sus propias cabezas).
Tanto su posición como el propio estilo y su función simbólica hicieron que las esculturas estuvieran escasamente personalizadas, tal y como hoy se puede observar en sus originales, custodianos en el Museo Cluny



























No hay comentarios:

Publicar un comentario