jueves, 5 de octubre de 2017

SAN APOLINAR EL NUEVO, RAVENNA


La iglesia, muy cercana al llamado palacio de Teodorico, fue mandada edificar por el caudillo godo para el culto arriano el el siglo VI (550)
Para ello utilizó el modelo tradicional de planta basilical de tres naves separadas por arquería sobre columnata con nártex e iconostasio ante el presbiterio.

.







Iconostasio

La torre exenta de planta circular con pisos establecidos por las ventanas geminadas que se amplían en altura.

.

Lo más destacable de la iglesia son sus magníficos mosaicos que recorren toda la nave central.

.

La mayoría de ellos fueron realizados en tiempos de Teodorico, y sólo el cortejo real fue sustituido por Justiniano por la actual doble procesión de santos y santas que llevan en sus manos las palmas del martirio y se dirigen, ellas, a la Virgen junto a los reyes magos, y ellos, hacia un Cristo en Majestad.

En la zona de ventanas se distribuyen figuras frontales de profetas y santos.
En la superior, escenas de la Vida de Cristo,  los más antiguos
.

Los mosaicos se han atribuido a varias manos, y así, por ejemplo, los superiores se encuentran cercanos al estilo de Santa María la Mayor de Roma, mientras que los intermedio recuerdan más a los de San Aquilino, en Milán.
Ademas, en algunos lugares (como la epifanía) se realizaron restauraciones bastante desafortunadas en el siglo XIX.

La obra ejemplifica como ninguna en Ravenna el paso tan suave entre la figuración paleocristiana (en los paneles altos) con la bizantina (en el cortejo de santos).

Una técnica más refinada en el corte de las teselas, una mayor movilidad de las figuras, mucho más esbeltas y elegantes, el gusto por lo decorativo de las palmeras que separan los personajes y el propio desarrollo longitudinal de la escena (que aún presentándolas frontalmente, giran delicadamente sus cuerpos y colocan en su parte izquierda las coronas para darle todo un sentido de avance a la procesión)  son los rasgos más evidentes de la época de Justiniano.







Por el contrario, los superiores plantean composiciones más simétricas, una menor definición de las formas debido a teselas más grandes, cánones más cortos y, en general, una menor riqueza de detalles y expresiones.


Pastoral Celeste, iconográficamente relacionada con la de Gala Placidia.
,



Cristo y la Samaritana

Curiosamente, los del lado izquierdo aún mantienen el Cristo apolíneo frente a al siriaco de la derecha, lo que unido a otros detalles (una mayor habilidad a la hora de componer), nos hacen pensar en una fechas que (aún paleocristianas) serán más tardías.


Última Cena
.

Prendimiento

A nivel iconográfico, resultan sumamente interesantes las representaciones del Palacio de Teodorico y el puerto de Classe en los inicios de la doble procesión


































                       TODOS NUESTROS POST SOBRE RAVENNA

No hay comentarios:

Publicar un comentario