domingo, 12 de marzo de 2017

SAN JUAN EVANGELISTA. UNA IGLESIA DE HORMIGÓN EN MONTMATRE


Subiendo hacia la parte alta de Montmatre, el turista curioso se puede encontrar con una pequeña joya de la arquitectura: la primera iglesia realizada en hormigón y acero.
Su arquitecto Anatole De Baudot (discípulo de Labrouste) crea este edificio utilizando  paredes de hormigón y estructura de pilares de acero remachado que reducen los apoyos y permiten tanto una mayor diafanidad como una apertura libre de vanos.

 La técnica, probada durante la segunda mitad del XIX (arquitectura del hierro y cristal), resultaría tan asombrosa que, ya terminada la obra (1904) no se quiso abrir hasta someterla a varias pruebas de resistencia.

Frente a otras obras del estilo, esta iglesia muestra claramente su construcción, sin querer ocultar su estructura, aunque la fachada aún cae en el "error conceptual" de adornarse con motivos que oscilan entre el art Nouveau y las formas islámico-bizantinas de la arquería superior.
.


De la misma manera, el interior aún mantiene una estructura tradicional de tres naves con tribuna, sin querer romper la tradición (y por tanto, sin aplicar todas las ventajas constructivas que le daban los nuevos materiales), con múltiples recuerdos a la arquitectura islámica (arcos entrelazados, bóvedas que lejanamente recuerdan las califales...)



No hay comentarios:

Publicar un comentario