miércoles, 13 de julio de 2016

EL DISCO DE TEODOSIO


Se trata de un gran disco de plata (que se encontró doblado sobre sí mismo y roto en Extremadura). Con él se conmemoraba el décimo o el decimoquinto aniversario (según se interprete una de sus letras) del reinado del emperador Teodosio I, el último emperador del imperio romano conjunto y autor del edicto de Tesalónica (que declaró oficial la religión cristiana), nacido en España

A sus lados se encuentran Arcadio y Honorio, los hijos en los que dividirá definitivamente el Imperio.

El disco nos representa al Emperador entronizado y nimbado, una imagen habitual del poder imperial que será, convenientemente cristianizado, el origen del Pantocrator del que ya hemos hablado aquí

Está efectuando la tradigio legis y se encuentra separado de sus súbditos por el tamaño (perspectiva jerárquica) y el escabel en el que apoya los pies.

A su espaldas se sitúa (centrando su imagen) un templo al modo oriental (posiblemente el disco fuera fabricado en Constantinopla), con un arco de medio punto que rompe el frontón, mientras que la parte inferior la ocupa una representación mitológica de la abundancia.

El canon desproporcionado de las figuras(excesivamente alargadas), su falta de conexión con el espacio (con unos pies ya danzantes) y el hieratismo de los personajes nos están hablando de un tránsito de la estética de lo clásico a lo medieval, tal y como ya pudimos analizar en la estatua de Constantino o los relieves del obelisco de Constantinopla, también patrocinados por Teodosio
Este tipo de piezas suelen denominarse missorium,grandes bandejas ceremoniales que el emperador enviaba a las distintas provincias como una forma de remarcar su poder

Las fotografías pertenecen a la réplica que conserva el Museo de Mérida


No hay comentarios:

Publicar un comentario