miércoles, 20 de noviembre de 2013

LAS ESTELAS DE GUERREROS DEL BRONCE FINAL



A finales del bronce y principios del hierro entre los siglos VIII y V antes de Cristo se desarrollan unos curiosos relieves en hueco relieve que poseen esquemáticas representaciones de guerreros con sus principales atributos (escudo, lanza, carro...).
No conocemos con exactitud su función y las opiniones se dividen en dos hipótesis: estelas vinculadas a un enterramiento o marcas de control sobre el territorio
Extendidas por el suroeste (aunque con otros ejemplares más al norte) son la representación de una cultura indoeuropea (celta), de características ganaderas, que empiezan a sufrir la influencia tartessa que se extendía hacia el norte por el activo comercio de metales (especialmente estaño) hacia la zona gallega y leonesa.
En esta influencia, los sistema de liderazgo se irán reafirmando progresivamente y añadiendo todo una nueva iconografía guerrera: (casco, lanza, carro, escudo; pero también de prestigio: fíbulas, peines, espejos, diademas, instrumentos musicales...) que nos habla de unas élites cada vez más mediatizadas por Tartessos y su lujo, que se convierte en un verdadero mito a imitar.



La influencia llegará a lugares sumamente lejanos, como esta estela de la zona aragonesa (Valpalmas)


No hay comentarios:

Publicar un comentario