lunes, 6 de mayo de 2013

LA PUERTA DE ISTHAR. BABILONIA


Babilonia, la primera ciudad del mundo, decenas de veces destruida, se terminó por convertir en símbolo de lo urbano, de sus glorias y terribles efectos.
Heredera de las primeras ciudades de Ur, Uruk, Lagash... se generó como ellas en la planicie aluvial creadas por el Eúfrates y el Tigris. Nosotros ya hablamos de ella en relación con sus famosos jardines colgantes, y ahora nos ocuparemos de su famosa puerta de Isthar.

La ciudad se encontraba totalmente amurallada (una doble muralla con foso), abriéndose al exterior a través de 8 puertas. La más importante de ellas fue la llamada de Isthar, diosa femenina por excelencia del mundo mesopotámico, vinculada a lo lunar pero también al renacimiento y la primavera.
Desde ella se abría la gran vía procesional que llegaba al palacio real y al templo (un zigurat) de Marduk. Una vía sacra en donde los mensajes políticos y religiosos se confundían en las grandes procesiones que en ella se celebraban.
Se trata de una puerta doble realizada en el tradicional abobe recubierto por ladrillos esmaltados de un bello color azul. (ladrillos de doble cocción que protegen de la lluvia a la vez que crean un magnífico cuadro multicolor lleno de figuras animales y formas geométricas)

En su parte central se abría un gran arco de medio punto (un verdadero arco de triunfo) flanqueado por torreones que se decoran con los tradicionales merlones (un elemento decorativo de forma escalonada que conocerá una larga trayectoria, desde el imperio romano al mundo islámico de las mezquitas de Damasco o Córdoba).
Junto a la arquitectura, lo más espectacular son sus relieves animalísticos.
Son leones, toros o sirrush (monstruos con cabeza de serpiente, patas de león y de águila; animales vinculados a Marduk).

En rítmica y elegante procesión su función era apotropaica (defensores mágicos de la ciudad, como luego lo serán las esfinges egipcias, las acróteras griegas o las gárgolas góticas).

Representados en perfil fijaros en la forma tan curiosa de representar los cuernos de los toros. Se denomina perspectiva torcida, una técnica prehistórica que ya podemos encontrar en los bisontes de Altamira y que se desarrollará en el mundo egipcio y ¡en el cubismo de Picasso! como ya vimos aquí

























1 comentario:

  1. Felicidades por su blog. Nosotros estamos en Barcelona. Les seguimos en redes sociales. Saludos. http://www.vaciart.com

    ResponderEliminar