lunes, 11 de marzo de 2013

AGUA EN ROMA. DE ACUEDUCTOS, RED HIDRAÚLICA Y CLOACAS


El mundo romano fue un gran constructor de ciudades. Lugares para la vida en común que se basaban en una potente infraestructura hidraúlica.
Para ella era fundamental el abastecimiento. Como ya comentamos acerca del acueducto de Segovia, aunque conocían el uso del sifón, prefirieron los grandes acueductos que unían las funciones prácticas y las representativas del poder.
Acueducto de Segovia
.

Desde estos acueductos el agua potable, perfectamente filtrada, se repartía por la ciudad por medio de una compleja red de cañerías que tanto podían ser de barro cocido

Cartago Nova. Cartagena

Como habitualmente de plomo, con sus propias derivaciones.


 Caesar Augusta. Zaragoza

Éstas terminaban en los edificios públicos (como las termas), en fuentes públicas o llegaban a las grandes domus (que disponían de su propio impluvium)

Compluvium (bajo él se encuentra el impluvium). Pompeya


Ninfeo de Conímbriga. Portugal
.
Una vez utilizada las aguas residuales (así como las derivadas de la lluvia, impidiendo la inundación de las calles) eran conducidas hacia ríos y mares por medio de grandes cloacas de obra
Cloaca de Caesar Augusta (Zaragoza)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada