domingo, 23 de diciembre de 2012

La Mezquita Nuruosmaniye.Estambul


Frente al periodo clásico del arte otomano que hemos visto en numerosas obras de Sinan, el siglo XVIII hace surgir un nuevo estilo denominado barroco. Uno de los mejores ejemplos de estas nuevas formas es esta mezquita (1748-1755)

Junto al Gran Bazar y la Columna de Constantino, la mezquita levanta su airosa cúpula (una de las mayores de la ciudad) sobre una planta cuadrada, huyendo de las complejidades anteriores.

En su interior todo es sereno y sencillo, ganando en importancia la luz que se derrama por sus grandes muros calados, retomando la lección de Santa Sofía de forma simplificada

La decoración es fina y exquisita, punteando levemente el gran espacio vacío de su interior.


Como todas las grandes mezquitas otomanas el complejo, introducido en un parque, consta de patio, madrasa y otras dependencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario