lunes, 8 de octubre de 2012

LA IGLESIA DE SANTA CATALINA EN VALENCIA. DEL GÓTICO MEDITERRÁNEO AL BARROCO



Muy cerca de la Catedral se encuentra esta magnífica iglesia que nos recuerda los dos grandes momentos de la ciudad, el gótico y el barroco.
Edificada sobre una mezquita por orden de Jaime I, sus obras se continuarán hasta el siglo XIV, adoptando la típica estructura de gótico mediterráneo de planta salón que ya hemos estudiado en Santa María del Pi o la Catedral de Girona, aunque con la particularidad de sus pilares compuestos, más típicos de lo castellano (desde la influencia del Languedoc) que de lo puramente meridional, amante de soportes simples.



Son especialmente destacables sus estrechas naves laterales que se unen en la cabecera, creando una elegante y trasparente girola que (aunque con ejemplos en la propia ciudad, como la propia Catedral) está mucho más cercana a Santa María del Mar en Barcelona.

Todo su interior fue redecorado a la moda barroca en el siglo XVIII (aunque posteriormente estas reformas se perdieron tras incendios y abandonos.
De este estilo, sin embargo, conservamos una de las torres más elegantes del estilo, realizada por los hermanos Viñes en los principios del XVIII.
Son especialmente memorables sus molduras que ciñen las ventanas, así como sus columnas salomónicas superiores. Un juego barroco sobre un guiño a la tradición (la forma poligonal del cercano Miguelete)


No hay comentarios:

Publicar un comentario