jueves, 13 de septiembre de 2012

ROMÁNICO VS GÓTICO.DEL PANTOCRÁTOR AL CRISTO VARÓN DE DOLORES

La ideología (la forma de pensar de una época) se suele plasmar en la iconografía (los temas utilizados). Lo podéis ver claramente en estas dos imágenes.
En la parte superior podéis encontrar un pantocrátor románico. Un dios que juzga al espectador, amenazándole con el final de los tiempos y el infiernos. Se trata de una ideología del miedo que pretender tener la obediencia a través del castigo (típico de un estructura feudal en donde la violencia era la norma)

En el gótico, sin embargo, las cosas han cambiado. En vez de pantocrator aparece el Cristo Varón de Dolores. El Cristo resucitado que nos enseña los signos de la pasión (agujeros en pies y manos, herida del costado en la que suele meter los dedos) y con ello cambia todo el mensaje. Ya no nos amenaza sino que nos habla de esperanza. Nos dice sin palabras que Él ha muerto para que nosotros nos podamos salvar. Su sacrificio ha abierto las puertas del cielo (que sería la catedral gótica, tan llena de luz).
Se intenta convencer a los mercaderes y burgueses de la época sin miedo, sino por el sacrificio. Una forma muy distinta de ver las cosas, inspirada en San Francisco.



5 comentarios:

  1. Llevo siguiendo este blog (excelente) desde hace no mucho; solo quería decir que el Pantocrator románico no está para meter miedo: es una figura de majestad que sobre todo transmite eso, majestad, serenidad, solemnidad. Evidentemente, puede haber connotaciones de miedo, pero no es eso lo central. Yo, que he mirado tanto el Pórtico de la Gloria de Santiago (lleva cuatro años tapado, es una pena) te puedo decir que es eso lo que se percibe, clarísimamente.
    Gracias por el blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes de nada, gracias por tus palabras, Ángel,; me alegro muchísmo que te interese mi blog
      En cuanto a lo del pantocrator, evidentemente son distintos puntos de vista, aunque yo prefiero la línea marcada por Sureda (marxista)y de Duby (Annales) que es que expongo, muy reducida, aquí; mientras tú te decantas más por una linea más esteticista.
      De todas formas, a mi modesto juicio, el Pórtico de la Gloria no deberíamos tomarlo como ejemplo de pantocrator (si te fijas bien es más un Cristo de dolores que enseña sus llagas, la Pasión, y por tanto una iconografía gótica). El maestro Mateo es, también en esto, un avanzado y ya está reflejando una mentalidad que, precisamente en tu tierra, y gracias al Camino de Santiago, se difundió desde Europa más tempranamente: la de los comerciantes y nuevos burgueses

      Eliminar
  2. Bueno, el del Pórtico de la Gloria es un Cristo con llagas pero a la vez en plena majestad (y yo he podido verlo, gracias a los andamios, a un metro), rodeado de los 24 ancianos que cantan Gloria y teniendo a los arcos de la izquierda a los condenados (y de qué terrible modo).
    Más que la alternancia miedo/esperanza, se podría hablar de gradación majestad/cercanía (sin ser excluyentes).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que los dos tenemos razón: puro protogótico en donde aún persisten firmas románicas y aparecen los cambios góticos.
      Se podría hacer un buen post de ello pero no tengo fotos del pórtico (y en este blog intento siempre que sean fotos propias) ¿Tendrías tú fotos de esas visita que me cuentas?

      Eliminar
  3. Ay, ya me gustaría. Esperemos que por fin quiten los andamios y se pueda volver a ver el Pórtico.

    ResponderEliminar