sábado, 18 de agosto de 2012

LA FUENTE-LAVADERO ÁRABE-NORMANDO DE CEFALÚ


Como ya vimos en un post anterior, es difícil encontrar testimonios directos de la presencia islámica en Sicilia, siendo (por el contrario) abundantísimos los edificios mestizos (el llamado sículo normando)  en donde se unen influjos bizantinos, musulmanes y románico-góticos.
Este es el caso de esta fuente lavadero de Cefalú, que ningún autor se atreve a fechar con exactitud, siendo una perfecta mezcla de lo gótico y lo musulmán.



Gótico en lo que se refiere a su arquitectura, tan evidente con sus majestuosos arcos apuntados.



Islámico en su concepto y (probablemente) ingeniería, que hace surgir el agua de la gran montaña, reconduciendo el manantial original (muy probablemente Cefalú significa precisamente eso: manantial de agua dulce) y encauzándolo a través de minas para llevar el agua (uno de los elementos más preciosos de la isla) al centro del casco histórico y el puerto


Puerto de Cefalú. Bajo el gran arco apuntado se encuentra el derrame del agua de la fuente.



Esta obra forma parte de una amplísima familia que podemos encontrar en todo el mediterráneo, como ya vimos a propósito del sureste de Madrid (que aprovechaban los acuíferos calizos encauzándolos a través de canats) o el caso de Mojácar y su fuente-lavadero, muy semejante (aunque sumamente deformada por una atroz reconstrucción)



Fuente-lavadero de Mojácar, Almería



1 comentario: