martes, 19 de junio de 2012

EL GESÚ (2) LA FACHADA DE GIACOMO DELLA PORTA


La muerte del Vignola no generó en el el interior del Gesú demasiados cambios (manteniéndose el plan original). Lo que se reformó por completo fue su fachada, debida a Giacomo della Porta, su discípulo.
En ella encontramos un paso más hacia las formas manieristas ya presentes (pero contenidas) en el interior.
Para su organización se recurrió al típico esquema (iniciado por Alberti en Santa Croce de Florencia) de dos cuerpos en disminución geométrica coronados por un frontón superior y  unidos por los aletones como una forma de corrección óptica que los vinculara visualmente.


 Aletones 
.
Sobre este esquema, en teoría puramente clasicista, della Porta inicia la típica actividad de deconstrucción que caracteriza al manierismo.
Tomó para ella elementos ya popularizados por Miguel Ángel (aquí ya los vimos en su plaza del Capitolio) como el orden gigante en columnas y pilastras (ya utilizado en el interior) y un curioso frontón doble que unía los miguelangelescos triangulares y curvos que se alternaban en su arquitectura.



Miguel Ángel. Capitolio con sus órdenes gigantes y su alternancia de frontones

El Gesú

Junto a estas modificaciones introdujo otra que habría de tener un largo desarrollo. 
Si os fijáis en las pilastras y columnas, éstas ya no tienen una separación (intercolumnio) constante, sino que se parean, multiplicándose en su centro (columnas adosadas sobre estructuras de pilastras). Se rompe así el principio de armonía por otro (también musical) de movimiento in crescendo.
Además, según avanzamos desde los extremos al centro pasamos de pilastras a columnas adosadas, rompiendo en plano constante y empezando (aún de forma muy tímida) la tendencia a la articulación de las fachadas que triunfará en el barroco (Este efecto se puede ver muy bien en el arquitrabe que separa ambos pisos, que lentamente avanza hacia el espectador según nos acercamos a su centro.
Sobre esta base la arquitectura romana evolucionará en sus grandes fachadas como ésta de Maderno en Sant Andrea, mucho más articulada.


En España volveremos a ver este tipo de fachadas una y otra vez repetidas, como las que hiciera Gómez de Mora para los jesuitas de Alcalá de Henares
.
OTROS POST DEL GESÚ EN NUESTROS BLOG

.
La decoración
.
.



No hay comentarios:

Publicar un comentario