lunes, 20 de febrero de 2012

ENTENDIENDO A GAUDÍ. El bestiario de la Sagrada familia


Bien es sabido que una de las fuentes de inspiración esenciales de Gaudí fue la Naturaleza.
En este post pretendemos ver uno de sus contactos más tempranos con este mundo natural, comprender sus raíces y dejar abierto el camino para (en nuevos post) estudiar la evolución de estos elementos.




Para ello nos fijaremos en la cabecera de la Sagrada Familia y sus motivos animalísticos.



En ellos encontramos, por una parte, una casi exclusiva elección de reptiles (menos una caracola) y, por otra, un fuerte naturalismo.




Ambas cuestiones nos dan la pista clara: estos animales son una elaboración neogótica, pues del estilo gótico toman tanto su naturalismo casi fotográfico como la idea de los grados de perfección del mundo típicos de la escolástica (es sumamente habitual que el reptil aparezca en la Edad Media en las zonas bajas, como primer paso en la evolución - sólo intelectual - de la materia hasta el summun: el hombre y sobre él, la divinidad)




Por si fuera poco, todos estos reptiles se colocan en la zona media de los contrafuerte al modo (pues en realidad sólo son decorativos) de gárgolas que desagüarían el agua de las zonas altas)





Nos encontramos por tanto con una visión de la naturaleza bastante apegada al pasado y la tradición (la única concesión al modernismo es el uso de la curva en forma de látigo) que también podemos encontrar en la obra cumbre de este periodo: la fachada del Nacimiento





Sin embargo esta visión muy pronto desaparecerá, como veremos en un próximo post. Por ahora valga sólo recordar el dragón del Palacio Güell o el famoso lagarto-salamandra del Park Güell para darnos cuenta del sentido que tendrá esa evolución .

TODOS LOS ARTÍCULOS DE GAUDÍ EN NUESTROS BLOGS



No hay comentarios:

Publicar un comentario