domingo, 15 de enero de 2012

SANTA MARÍA DEL PI. El gótico mediterráneo


Junto a la catedral y Santa María del Mar, constituye uno de los ejemplos más impresionantes del gótico mediterráneo de la ciudad.
En su planta podemos ver una de sus características fundamentales (y que la emparentaría con la posterior Catedral de Girona): una nave única con profundas capillas entre contrafuertes en la que Yarza ve la influencia (siempre patente) de las órdenes mendicantes que buscan espacios unificados para la predicación, añadiéndosele estas capillas como una forma de enterramiento y culto de las fuerzas tanto nobiliarias como burguesas de la ciudad (cofradías de los gremios especialmente).







Al exterior  esta planta se alza con contrafuertes sin arbotantes (pues se pues engrosar, al ser también las paredes de las capillas) y un alzado bipartito sin triforio.





En la cabecera, la nave única hace desaparecer esas espectaculares girolas semitransparentes de los mencionados ejemplos pero nos permite una espléndida visión de una bóveda radial que cobija el presbiterio y, bajo él, una profunda cripta de buen abovedamiento y comunicada por escaleras laterales (frente a la solemnidad de las centrales de la catedral)




Bóveda de la cabecera
.


Cripta

La cubierta del edificio destaca por unas amplísimas bóvedas barlongas con formas rectangular (también muy habituales del estilo)





Pero si todo esto fuera poco dos elementos de la iglesia son verdaderamente excepcionales.





Uno de ellos es la torre, bastante más tardía (fue terminada en los años finales del siglo XV), una de las atalayas de la ciudad con una esbelta forma hexagonal




La otra es el gran rosetón de los pies, reconstruido tras un terremoto en el siglo XV.



























1 comentario: