lunes, 30 de enero de 2012

LA FACHADA DE SAN GREGORIO. VALLADOLID. EL GÓTICO FLAMÍGERO


Esta obra (entrada actual del Museo Nacional de escultura) se suele datar en torno a la última década del XV, por tanto coetánea a la fachada de la Universidad de Salamanca de la que tantas cosas se separa pero (a su vez) con la que tantas ideas comunes tiene, pues el último gótico flamígero y el primer renacimiento (plateresco) casi se desarrollan a la par y, aunque nos empeñemos en separarlos en categorías, mantienen fuertes contactos.

La fachada es de las llamadas telón o estandarte (Yarza) por completo descontextualizada del interior, y siempre se ha hablado de una influencia islámica en su desarrollo.
En cuanto a sus autores, la crítica actual lo adjudica al taller de Siloé, aunque muy probablemente con colaboradores de origen toledano (relacionados con Simón de Colonia y los Egás)

En su parte superior coexisten dos motivos (típicamente unidos en la época): la religión (árbol, tal vez del paraíso, que arranca de un pilón central en perfecta perspectiva, ¿Fuente de la Vida, del conocimiento?) y escudo de los Reyes Católicos protegido por dos leones rampantes y dos maceros. Curiosamente (y aunque nos empeñemos en adjudicarla íntegramente al gótico) encontramos una multitud de putti









En el tímpano , y cobijado por un espectacular arco carpanel trilobulado,  San Gregorio Magno recibe la ofrenda de fray Alonso de Burgos, fundador del Colegio, presentado por santo Domingo de Guzmán

En las jambas laterales vemos aparecer las figuras de los salvajes u "hombres silvestres". Su origen es discutido: ¿representaciones de pajes disfrazados en las fiestas? ¿imagen de lo natural no contaminado por la civiización, de los atlantes, de los hijos de Caín?


























Y junto a todo este programa una multiplicidad asombrosas de figuras ¿decorativas? y el típico follaje calado





































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada